Ir al contenido
Consejos para el mantenimiento de las bisagras de las puertas

Consejos para el mantenimiento de las bisagras de las puertas

Cuando observamos en qué condiciones está una puerta, no solo debemos fijarnos en su aspecto estético, debemos mirar también cómo se encuentran los elementos fundamentales para que abra y cierre correctamente: las bisagras.

Unas bisagras en buenas condiciones, además de asegurar el buen funcionamiento de una puerta, evitan que se estropeen y problemas que pueden llevar a tener que realizar gastos extras de reparación.

A continuación, te dejamos una serie de simples consejos que te van a ayudar a mantener tus bisagras en perfecto estado.

 

  • Limpiar.

Con los años las bisagras se resienten, ya que las puertas se usan continuamente. Por ello, se ensucian y oxidan. Es necesario, por tanto, limpiarlas. Se deben desmontar, eliminar el óxido con productos especiales para ello, aplicar uno que evite su oxidación y volver a colocar, si es posible, impregnadas de algún lubricante.

 

  • Sustituir.

En el caso en que la bisagra ya se encuentre en muy mal estado, procederemos a sustituirla. Para evitar errores, utiliza como muestra una de las que aún funcionan.

 

  • Apretar los tornillos.

Es conveniente apretar los tornillos que sujetan las bisagras periódicamente para evitar problemas al abrir y cerrar la puerta.

 

  • Usar correctamente las puertas.

Una utilización correcta de las puertas y no someterlas a golpes al cerrar, influyen también en que las bisagras permanezcan más tiempo en buen estado.

 

Cuida de tus puertas, cuidando sus bisagras.

Fuente: Ferreteriaeltornillo

Artículo anterior ¿Cómo limpiar tus zapatos deportivos blancos?
Siguiente artículo Saca partido de lo natural y lo antiguo

Deja un comentario

*Campos obligatorios