Ir al contenido
Cómo limpiar un ventilador de manera sencilla

Cómo limpiar un ventilador de manera sencilla

Antes de comenzar, por seguridad, verifica que tu ventilador está desconectado de la corriente eléctrica.

 

Paso 1. Desarma las piezas.

Usa un destornillador para remover los tornillos que unen las piezas del ventilador. Normalmente primero se quita la rejilla delantera, luego el tope que sujeta las aspas y, finalmente, la rejilla trasera. Dependiendo del ventilador, el orden puede variar.

 

Paso 2. Lava las piezas.

Humedece un paño suave en agua tibia con jabón líquido y limpia muy bien cada una de las piezas del ventilador. Puedes usar un cepillo o esponja para limpiar las zonas más sucias. Para limpiar la base del ventilador puedes usar un paño humedecido en agua tibia.

 

Paso 3. Seca correctamente las piezas.

Pon las partes limpias sobre una toalla para que se escurran. Si es posible, ponlas al sol durante unos minutos para que se sequen a profundidad. Luego utiliza un paño seco para terminar de secar la superficie de las piezas de tu ventilador.

 

Paso 4. Vuelve a armar el ventilador.

Para terminar, vuelve a poner cada pieza en su lugar, en el orden en que las desmontaste. Ten especial cuidado al sujetar los tornillos, para evitar que el ventilador quede vibrando o haciendo ruidos cuando lo vuelvas a utilizar.

¡Ya está! Si te estabas preguntando cómo limpiar un ventilador de piso, la respuesta es muy sencilla. Siguiendo estos 4 pasos podrás limpiar tu ventilador para que luzca y funcione como nuevo.

 

Fuente: samurai.com

Artículo anterior Cómo alargar la vida de tus limpiaparabrisas
Siguiente artículo ¿Cómo instalar un tomacorrientes nuevo?

Deja un comentario

*Campos obligatorios