Ir al contenido
Cómo lavar las cortinas en casa: trucos y consejos

Cómo lavar las cortinas en casa: trucos y consejos

Las cortinas pueden ser de lino, seda, algodón u otras telas sintéticas. Te mostramos cómo lavar las cortinas en sencillos pasos sin salir de casa.


A la hora de lavar las cortinas, es posible que nos surja una gran duda: ¿es mejor lavarlas a mano o a máquina? Y es que aunque lo más práctico es hacerlo en la lavadora, la tela de algunas cortinas puede ser demasiado delicada, por lo que será necesario lavarlas a mano.

Cómo lavar cortinas

Para asegurarte de que escoges la forma adecuada sin estropear el tejido, puedes revisar la etiqueta de lavado y, en caso de no llevarla, consulta su composición en el lugar donde las compraste. De cualquier modo, te ofrecemos unos sencillos consejos para lavar las cortinas.

1. Lavar las cortinas en la lavadora

Antes de lavar las cortinas, si tienen aros o partes metálicas lo mejor es que se las quites. Si no es posible, introduce esa parte dentro de una funda de almohada y átala con una cuerda. Así protegerás las partes de metal de las cortinas y evitarás que se enganchen y estropeen la tela o den golpes dentro del tambor. A continuación, introduce las cortinas en la lavadora.

Lo más adecuado es que utilices un detergente a máquina para prendas delicadas. Además, puedes añadir algún aditivo especial para cortinas con silicona. Este aditivo alisa las fibras para evitar las arrugas y les aporta luminosidad, dejando las cortinas resplandecientes. Selecciona un programa para prendas delicadas con agua fría y centrifugado suave, es decir, entre 400 y 600 rpm. De este modo, la lavadora quitará el exceso de agua sin arrugar las cortinas.

Es fundamental sacarlas de la lavadora en cuanto termine el programa de lavado para evitar malos olores y que se arruguen más de la cuenta. Todavía húmedas, cuélgalas en su sitio para que no se arruguen y terminen de estirarse. Si aun así tienen arrugas, plánchalas mientras estén húmedas.

2. Lavar las cortinas a mano

Si tus cortinas no se pueden lavar a máquina y debes hacerlo a mano, lo primero es preparar un envase de grandes dimensiones o hacerlo en una bañera. Utiliza siempre agua fría y un detergente para lavar a mano prendas delicadas. Una vez lavadas, acláralas bien para que no quede jabón entre las fibras.

Para que no chorréen, puedes ponerlas en la lavadora en el programa de centrifugado suave, sin agua y solo las cortinas. De esta manera, se eliminará el agua sobrante antes de colgarlas en su sitio para evitar arrugas innecesarias, ya que su propio peso hará que queden lisas y perfectas.

Fuente: elespanol.com

Artículo anterior ¿Cómo limpiar las baldosas de tu cocina?
Siguiente artículo Cuidado de los pisos de madera

Deja un comentario

*Campos obligatorios